lunes, 20 de octubre de 2008

Max Payne, la película

La influencia del grupo sobre el individuo no debe ser menospreciada. Unos amigos dicidieron que un buen plan para la tarde del domingo era ir a ver Max Payne a un multisalas cercano a mi casa. Horas antes les había comentado a un par de ellos, a quienes llamaremos Diego y Smer, que las críticas en la red no dejaban en muy buen lugar a la cinta, pero ambos me respondieron lo mismo: "yo de eso no me fío". Como me apetecía salir e ir al cine es siempre una buena opción me olvidé de mis prejuicios y pensando en que ya habían decido la película y que todos estaban de acuerdo no era plan de dar la coña con ir a ver cualquier otra cosa decidí no dar más por culo. Pensé, inocentemente, que por lo menos podría ver un poco de violencia gratuita o unas escenas de acción bien rodadas. No acerté.

No voy a decir que me lo pasé mal, porque la hora y cuarenta minutos que dura el bodrio fueron un no parar de mofarnos de la película, no solo yo, sino también mis amigos. Como estoy creativo, he abierto el photoshop y he hecho un sencillo jeroglífico para que adivinéis la característica más importante del guión de la película. Aquí va:

No esperéis que la crítica tenga ninguna coherencia, así que allá vamos:

Mark Wahlberg solo tiene una cara, y no es de tipo duro, sino de estreñimiento terminal crónico. Las supuestas frases lapidarias solo conseguían que nuestras risas se pudiesen disimular menos que al principio.

Una cosa muy típica de este tipo de películas es ocultar información al espectador para que parezca que el prota es muy listo y que va siempre un paso por delante del resto de los mortales. El resultado de esto es que no sepas a qué cojones viene nada de lo que sucede, por ejemplo cuando Payne abre una carpeta y le espeta a un viejuno "¿Dónde están los papeles?", pregunta a la que uno de nosotros respondió con un "¿QUÉ PAPELES?"

Por otro lado, no dejan de tratarnos como gilipollas integrales con, por ejemplo, flashbacks innecesarios. Un ejemplo: un maloso le pisa la mano a un pobre chaval mientras sonríe macabramente. Cambia la escena y se ve a Payne hablando con otro tipo sobre el maloso. El tipo le dice a Payne "es un maloso muy peligroso" y entonces cambia la escena y se vuelve a ver cómo el maloso le pisa la mano a un pobre chaval con una sonrisa macabra en la boca. No sense.

Depi en: el grito 2.0

Tiene también algunos homenajes al videojuego: al principio de la película, cuando Max Payne sufría un golpe, el siguiente fotograma se detenía por un breve periodo de tiempo teñido de rojo. Un efecto cutre de cojones que inexplicablemente solo se ve al principio de la película. Luego se olvidaron de ponerlo.

El tiempo bala está presente pero no excesivamente. Hay un momento en el que Max dispara a un pavo mientras se tira hacia atrás. El pavo le dispara con una automática con mirilla desde una distancia bastante pequeña, y para descojone de la sala vemos cómo Payne revienta al malo por todos lados mientras que el tipo, que recordamos que tiene una automática con mirilla, hace trizas unos tubos de cristal que están como a cuatro metros de Payne.

Un león marino, muy altanero

Una cosa que también había leído en Internetx es que visualmente era bestial. Bien, esto es FALSO. Tan jodidamente FALSO que los efectos especiales parecen hechos con Spectrum.

No vayáis. No cometáis el mismo error que yo. Si vuestros amigos quieren ir que vayan solos, o intentad convencerles de que es más productivo ir a un puente a tirar escupitajos desde lo alto. Y así os ahorráis cinco pavos. De nada.

¿Las fotos? Tanto sentido como la película.

11 comentarios:

Diego Madriz dijo...

Coincido plenamente con usted, pero vaya mofa en la sala.


P.D. Gran montaje, lo de Depi xD

Afilamazas dijo...

SIN PIES NI CABEZA!!! SIN PIES NI CABEZA!!! SIN PIES NI CABEZA!!!

JAJAJAJA!!!

SLOT dijo...

Parece que no aprenden con esto de las adaptaciones de videojuegos a la gran pantalla, cuando leí que "Resident Evil" era una obra de arte al lado de esto, se me quitaron de un plumazo las pocas ganas de ver este aborto. Eso si, el juego una viciada de cuidado.

PD: Estupendo tu blog, prometo pasarme por aqui mas a menudo.

Un saludo.

Kunzahe dijo...

Casi me alegro de haber estado en mi casa haciendo ecuaciones diferenciales xD

Por cierto, hoy es lunes, ¿subirás el programa?

Guybrush dijo...

El próximo lunes hacemos la introducción, que ya veremos si la suben o no, y el primer programa será el primer lunes de noviembre.

- Iago Morais - dijo...

Tu has utilizado la excusa de la pelicula para poder poner esas fotos que tantas ganas tenias de colgarlas XD

¿Que diría Munch al ver su grito convertido en la version 2.0?

Viva tú!

zurcheva dijo...

Precisamente, nada más empezar a leer el post te iba a decir...y porqué no fuiste a ver Quemar después de leer(grandísima película!) ? xDDDD Pero nada, que ya veo que hasta reparaste en ello xD
Pues nada, tenía medio buena pinta (dentro de lo que cabe, claro, tampoco se puede esperar gran cosa de una adaptación de un videojuego -a pesar de que el juego, aunque no tenía un superguión, estaba bastante bien-.
Siento defraudarte, pero los del gif no somos ninguno del blog de Zurcheva (lástima que no se me ocurriese a mi antes xD)
Saludos!!

estanli cuvric dijo...

Nunca tuvo buena pinta la cosa esta, y usted me lo confirma. El CGI mató a la acción, llámenme obsoleto.

Hada dijo...

esa pechonalidad guybrush!!
Sin pies ni cabeza, pero por tu crítica parece una comedia-parodia super divertida xD

Lucinda dijo...

¡Chachi! ¡Me libras de verla este fin de semana!

Arbe dijo...

Ni había oído hablar de ella, oyes. Como estoy en Francia sólo anuncian High School Musical 3 por la tele y comedias para marujas sensibleras. De todos modos yo sólo me gasto pasta en el cine si hay espadas, paisajes de nueva zelanda, monstruos o similares muajajajaja

Mark, ¿qué estás haciendo, hijo mío?