martes, 2 de junio de 2009

Guybrush ha vuelto

The Secret of Monkey Island

En 1990 LucasArts y un inspirado Ron Gilbert crearon uno de los juegos más divertidos de la (breve) historia de los videojuegos. Se llamaba The Secret of Monkey Island y era una aventura gráfica en la que manejábamos a Guybrush Threepwood, un chaval ingenuo y poco espabilado que quería ser pirata.Para llevar a buen puerto las intenciones de Guybrush teníamos que guiarlo a golpe de ratón a lo largo de un gran número de escenarios en los que puzzles, comedia y surrealismo se repartían el protagonismo. Derrotar con insultos ingeniosos a los piratas más sanguinarios del Caribe o utilizar un bastoncillo de dimensiones épicas en la oreja de una cabeza de mono gigante para abrir la puerta al infierno son algunas de las situaciones que debíamos afrontar a lo largo del juego.

En 1991 el juego conoció una secuela que tuvo el mismo éxito o incluso más que su predecesor. Las historias cuidadas, los personajes con profundidad, la curiosa mezcla de piratería, humor y vudú (mucho, mucho antes de Piratas del Caribe) y su sencillez a la hora de jugar (pero dificultad a la hora de resolver puzzles) son algunas de las cualidades que convirtieron a Monkey Island en una saga de juegos con una popularidad tremenda que no ha decrecido un ápice hasta ahora.

Guybrush_threepwood
Más tarde, en 1997, ya sin el creador Ron Gilbert al mando, apareció una tercera parte (The Curse of Monkey Island) cuya atmósfera hechizó a todos. A pesar de ser un juego estéticamente muy cuidado y muy entretenido de jugar a muchos fans les pareció que la historia no estaba a la altura de las anteriores. Luego llegó la cuarta parte (Escape from Monkey Island) en la que se abandonaron las dos dimensiones para dar el salto al 3D, una medida que no le gustó a todo el mundo y que cambió por completo la forma de jugar, sustituyendo el ratón por el teclado o un mando. Para rematar, la historia no era gran cosa y tras el fracaso que supuso este título no parecía muy probable que se retomase la franquicia, a pesar del claro deseo de los seguidores de Guybrush de poder seguir sus aventuras si estas tenían el mínimo de calidad que se esperaba de una saga de tanto éxito. Algunos jugadores, incluso, se lanzaron a la aventura de desarrollar sus propios videojuegos, sin apenas recursos pero con muchas ganas; desgraciadamente, ninguno de los proyectos de ver una quinta aventura de Guybrush Threepwood han llegado a buen puerto.

Hasta ahora.

LucasArts y TellTale han sorprendido a todos con el anuncio de dos nuevos juegos de la saga (aunque ya se sospechaba que podía ocurrir) durante la feria de videojuegos [E3]. El primero de ellos es una nueva versión de The Secret of Monkey Island con gráficos, voces y música mejorados. Además han desarrollado Tales from Monkey Island, un juego íntegramente nuevo dividido en cinco capítulos que se pondrán a la venta mensualmente a partir de julio, aunque ya es posible reservarlos.

El nuevo The Secret of Monkey Island

La noticia ha sido muy bien acogida entre los fans de la saga. Tal vez demasiado teniendo en cuenta que uno de los juegos es, simplemente, un lavado de cara a un buen título que ha envejecido muy dignamente y del otro no tenemos más datos que un teaser trailer que no desvela demasiado de la trama pero en el cual volvemos a ver a Guybrush y LeChuck en 3D, con el fantasma del fiasco que muchos vieron en la cuarta parte de la saga sobrevolando las cabezas de LucasArts y TellTale.

¿Ganas de hacer algo nuevo y de calidad o de hacer dinero fácil a costa de los innumerables seguidores de Guybrush Threepwood que salivamos con la promesa de revivir lo que sentimos años atrás? Tienen un voto de confianza. Pero no mucho más. Basta echar un ojo a la última película de Indiana Jones para saber lo difícil que es contentar a viejos fans que esperan solo lo mejor de lo mejor de sus ídolos de infancia y adolescencia. Y cuando los viejos fans encumbran el pasado (con razón o sin ella) la cosa se pone realmente fea.

P.D: acabo de darme cuenta de que Elaine es notablemente más bajita en la nueva versión... ¿qué coño pasa porque sea igual de alta que Guybrush? ¡Que yo recuerde casi ni se notaba diferencia en el Curse of Monkey Island! Tsk...

6 comentarios:

Afilamazas dijo...

Pase lo que pase, será bonito.

Milgrom dijo...

Mola, ¿qué no?

Valaingaur dijo...

Tales from Monkey Island pinta bien...
TellTale son los del nuevo de Sam y Max, no?

Lo que no me parece tan bien es que saquen The Secret of Monkey Island redux... sin esos ruidillos midi ya no va a ser lo mismo.

Guybrush dijo...

Lo peor de todo es que en el remake han hecho más bajita a Elaine. Esa no es mi Elaine.

Elaine es, al menos, tan alta como Guybrush, ya sea de forma natural o porque la muchacha lleva unas buenas botas. Pero es más alta de lo que la han hecho en el remake.

Hacerla más bajita le da un aspecto más vulnerable y frágil que NO debe ser así. Es gobernadora, es inteligente, está muy buena, impone y NO ES BAJITA. NUNCA LO HA SIDO. COJONES.

Nimendil dijo...

Pfff, miedo me da. Lo más probable es que sea otra artimaña de la papada de tito Lucas para enriquecerse aún más.

Si mola, bueno. Si no mola, yo soy goma y ellos son cola: olvidaré que ha existido, igual que con Indi 4.

Nimendil dijo...

Y joder, tienes razón con lo de Elaine. Siempre ha sido una mujer de las que te dominan.

¡NO al amariconamiento de Elaine!