martes, 11 de noviembre de 2008

Alta fidelidad

Título original: High Fidelity (año 2000)
Director: Sthepen Frears
Intérpretes: John Cusack, Iben Hjejle Jack Black, Todd Louiso, Tim Robbins, Catherine Zeta-Jones
Duración: 153 minutos


Rob Gordon es el dueño de una tienda de discos en Chicago. Cuando su novia le deja, él rompe la cuarta pared para contarnos directamente a los espectadores su triste historia con las mujeres, en una película melómana a más no poder.

Sí, la historia es sencillísima, pero está bien llevada y no te das cuenta de que estás ante una comedia romántica hasta bien entrada la película, o incluso después de terminada. El guión es uno de sus puntos fuertes, con unos más que dignos y cuidados diálogos. Pero lo que está claro es que su baza más importante es la poderosísima banda sonora de la que hace gala, una banda sonora que acompaña las imágenes a la perfección, a veces como elemento de apoyo, a veces como uno más de los personajes y a veces como guiño a los espectadores.

John Cusack se siente genial en el papel protagonista, algo normal habiendo participado en el guión, y está claro que es de lo mejorcito que ha hecho. El o-lo-amas-o-lo-odias Jack Black sobresale (para bien o para mal) en un papel hecho expresamente para él. Iben Hjejle es la novia perfecta, y es imposible que no lo sea después de ver cómo la preferimos antes que a Catherine Zeta-Jones. El resto de actores cumplen con sus papeles a la perfección, cosa fácil en el caso de Bruce Springsteen, que hace de sí mismo, y con la sorpresa de un Tim Robbins melenudo.

Aunque se le pueden poner algunos peros, está recomendadísima para todo el que el guste el pop-rock de antes de Franz Ferdinan, la música en general y las historias divertidas y románticas con diálogos ágiles. Los creadores de listas estilo "top 5" se sentirán bastante identificados con nuestros protagonistas, y si él hace tres o cuatro durante todo el largo, yo no voy a ser menos

Las 5 mejores canciones de la película (sin orden ni concierto), aclarando que me dejo muchísimas, como Dry the rain de The Beta Band, o One Step Beyond, de Madness, mencionada como una de las 5 mejores canciones relacionadas con la muerte. Supertramp, The Clash o los Rolling Stone son también mencionados durante la película, igual que otros films como Evil Dead II, por señalar solo unas pocas de las numerosas referencias que aparecen.

Venga, va, las canciones:

I Want Candy - Bow Wow Wow, poniendo música al momento en el que dejas de ser un niño: cuando te das cuenta de que existe el otro sexo.

Most of the time - Bob Dylan, genial como siempre, pero más aún bajo la lluvia.

I Walking on Sunshine - Katrina and the Waves. Jamás volveré a escuchar esta canción como lo hacía antes de ver moverse a Jack Black.

Who loves the sun? - Velvet Underground, since you broke my heart, not every one.

We are the Champions - Queen, porque no es una canción de finales de fútbol y el momento en el que aparece en la película es, simplemente, el que le corresponde, tanto en la pantalla como en la vida real.

La película está basada en un libro del mismo nombre del escritor Nick Hornby, que me pondré a buscar en cuanto pueda. ¿Será mejor que el film?

4 comentarios:

Afilamazas dijo...

No pinta mal. Mola la banda sonora (y me gusta Franz Ferdinand, también).

Arbe dijo...

La vi hace tiempo y luego me sorprendió que no fuera más famosa ni que la echasen mucho por televisión cuando siempre repiten las mismas bazofias. Una buena banda sonora hace maravillas, pero es que el libro también está genial, te lo recomiendo ^^

Hada dijo...

Tiene buena pinta. La veré.

n00b dijo...

A mí me gustó mucho cuando lo vi, que vino a ser cuando la echaron por el plus...

Cuando tenía el plus no eran pocas películas que pasaban sin pena ni gloria que yo veía por casualidad y que se convirtieron en imprescindibles en mi filmoteca. De hecho así conocí a Kevin Smith cuando por el plus echaron (y yo vi de casualidad mientras zapeaba) Mallrats